SugarcaneAntes de empezar, aclarar que este post intenta ser una breve introducción al extenso campo de los bioplásticos, sobre el que pretendo hablar en más detalle. Digamos que es una guía para los que no estéis muy familiarizados con esta familia de productos. Cuando se habla de bioplásticos, por norma general nos referimos a polímeros con una parte de su contenido extraído de fuentes naturales y renovables. Algunos de ellos tienen una química totalmente nueva y otros simplemente son plásticos tan conocidos como las poliolefinas y los poliuretanos. Hoy explico los que son químicamente diferentes, otro día hablamos de como viejos plásticos se están renovando gracias a las plantas.

Los dos grandes rivales en este momento son el PLA, ácido poliláctico, y los bioplásticos basados en almidón. Ambos provienen en su mayor parte del maíz, aunque cualquier planta rica en almidón y/o azúcar puede ser una fuente viable. También comparten su capacidad de biodegradación, una cualidad que hasta poco era considerada más importante que el hecho de que sean renovables.

El PLA es más caro, tiene un mayor contenido renovable y se utiliza mayoritariamente en aplicaciones de embalaje rígido, como las bandejas transparentes donde vienen los tomates. Los bioplásticos basados en almidón son menos costosos, pero hasta ahora necesitan ser mezclados con poliesteres sintéticos, lo que reduce su porcentaje “verde”. Se utilizan en formato film o película flexible.

En cuanto a dinámica de mercado, la situación en la que se encuentran ambos bioplásticos difiere en casi todo. Hasta el momento NatureWorks es el único productor comercial de PLA, aunque en los últimos dos años ha habido modestos intentos de otras compañías para empezar a producir. NatureWorks es una joint venture de Cargill, gigante agrícola estadounidense, y Teijin, gran compañía química japonesa. La combinación de conocimientos y saber hacer de ambas compañías, junto con su total dominio del mercado, dificultan la entrada de otros competidores.

Por otra parte, existen varios productores de plásticos basados en almidón, una gran parte de ellos basados en Europa. El que domina el mercado es Novamont, basado en Italia y activo desde 1990. Su base de mercado son bolsas y films para la agricultura. Otros productores basados en Europa son Biotec, Rodenburgh Biopolymers, FKuR o Vegeplast. La variedad de productores y la competencia generada entre ellos ayuda a la evolución de productos en el mercado. Quizás la falta de competencia real genera una cierta complacencia en NatureWorks…

Los otros bioplásticos con química diferente a plásticos ya existentes son la famila de PHA, que incluye varias químicas y que promete aumentar el rango de propiedades ofrecidas por los bioplásticos al mercado. En particular los PHA podrían ser utilizados en moldeado por inyección, abriendo posibilidades totalmente nuevas en el mercado. Desgraciadamente su comercialización no es tan extendida y su producción es muy limitada por el momento.

Como este es mi primer post sobre los bioplásticos, me encantaría si me hicierais saber sobre que más os gustaría leer, porque es un campo muy extenso. Algunas de las posibilidades para próximos posts relacionados son estas:

  • Perfiles de productores
  • Aplicaciones actuales y futuras
  • Factores de crecimiento
  • Otros bioplásticos

Si tenéis alguna preferencia, haceros oír!

photo credit: Sweeter Alternative